miércoles, 19 de enero de 2011

LOVEgaMe, (Me gustaría hacer contigo, lo que la primavera con los cerezos).

"Siempre que tu cerebro recibe un mensaje agradable y lo deshace entre las tantas neuronas que lo forman, la dopamina de tu cerebro, se hace irresistible a este placer, unos más fuertes y otros más débiles". 

No somos aun capaces de asimilar y descifrar lo que la vida misma nos muestra, no sabemos el motivo de nuestra existencia y todo lo que con lleva; por qué vivimos, por qué morimos, porqué amámos...
Intentamos demostrar mediante leyes científicas y filosóficas, todo lo que podemos percibir a partir de nuestros sentidos, de nuestra inteligencia; y aun así todavía no hemos sido capaz de respondernos a tantas preguntas que se nos plantean día tras día. 

Yo no eligí vivir, nadie tubo la oportunidad de decidir, nadie. Tampoco nadie decide cuando debe morir, como, y porque. Y como todo eso, nadie, absolutamente nadie, decide a quíen amar.

No nacemos enseñados, no nacemos aprendidos, y menos experimentados.
No sabemos a lo que, nos podrán llevar nuestros errores, arriesgos y valentias; pero si podemos percibir, que al cometerlos, arreglarlos y demostrarlos; aprendemos, experimentamos e incluso, acertamos. 

Amor, una palabra tan desconocida para muchos, un avismo para otros y tristeza para tantos. 
Somos guíados mediante impulsos, pequeños impulsos que nuestro cerebro crea y envia a todo nuestro cuerpo. Y es que, he sentido tan ardientemente el impulso del amor, el placer que se siente al amar, que han agotado todas mis reserbas.
Es un placer tan intenso el enamorarse, es un estado de énfaxis, la mejor experiencia de éxtasis, es la droga más placentera, pura y única, que el yonkie nunca podrá administrar para su consumo; es incalculable, poco frecuente y una experiencia pocas veces irrepetible.
Como bien he dicho, yo la he sentido, la he sentido una vez, una única vez en mi vida, y ha sido tan indescriptible, que mis palabras anteriores se quedan cortas. Es tan dificil, ponerla en práctica, para que por ti misma te des cuenta de que te estas enamorando, de que cada día estas consumiendo tu dosis de amor, y que cada vez más necesitas más de ella, para sobrevivír. 
Cuando esa dosis se rompe, cuando el cielo cae sobre tus espaldas, Cuando la tristeza te abraza, tu mirada se empaña con miles de lágrimas, y cuando tu vida se rodea de oscuridad. Ver como todo se desvanece ante tus ojos, como la persona que amas te decepciona, como te queda esa maldita llama en el fondo de tu corazón, esa cicatris sin cerrar en una parte de tu alma, y el recuerdo ardiente de la pasión en tu mente, cuando todo era perfecto, cuando no existía nada mas allá de la felicidad. He sentido la forma más ardiente de amar, la felicidad sobre el cielo, la piel en su época más dulce, pero también, he podido sentir la desesperación a la que llega el yonkie por su droga preferida, por su método de vida, por su razón de existencia. 
Tu mente, alma y corazón dejan de vibrar, de sentir, de amar...

Y se desaprobecha tantas veces, pués no siempre amamos a quien debemos, o nos enamoramos de quien debemos, pero nuestro corazón es así, el elige, el te guía.

En mi caso, mi pobre corazón ha salido vencido, esta completamente perdido; y ahora me veo obligada a enseñarle, como volver a vibrar, sentir y amar, de nuevo.


Quisiera volver a sentir contigo, lo que ya he sentido y he desaprovechado. 


.

sábado, 15 de enero de 2011

martes, 11 de enero de 2011

Eat, pray, love

Vivimos rodeados de maravillosa dulzura, dulzura que debemos encontrar con más sentidos allá del olfato y el gusto. Debemos escucharla, verla y tocarla.
Debemos endulzarnos, debemos olvidar, debemos perdonar, debemos compartir, debemos comer, rezar y amar.

(Fotografía de bombonería tomada en el viaje a Barcelona 2010)

MemyselfandTHEY!

video Ellos, ellos estubieron, estan y estarán siempre.